El día en que Sebastián Piñera quedó picado con un jubilado discapacitado tras perder en el ajedrez

Es el año 2009 y Sebastián Piñera está en campaña en la ciudad de Copiapó mientras uno de sus asesores busca una buena imagen salida de protocolo para mostrar a la prensa.

En una plaza, el asesor se encuentra con un grupo de jubilados que juega ajedrez y les pregunta si jugarían una partida con el candidato de derecha, a lo que ellos responden que sí, para lo que eligen a Carlitos, un discapacitado que no podía comunicarse bien de manera verbal.

Carlitos tenía problemas de motricidad fina por lo que le costaba mucho mover las fichas del tablero, pero mentalmente estaba muy bien, tal como lo demostró en el desarrollo del juego frente a Sebastián Piñera.

En medio de la muchedumbre, Piñera, que le gusta ganar en todo, fue sorprendido por un jaque mate ante el conmovedor aplauso de los asistentes.

Según cuenta la introducción del libro “Piñera, la historia de un ascenso“, el asesor estaba muy contento con la imagen que había logrado su jefe, el grande había dejado ganar al pequeño y eso lo hacía más humano.

Luego de la actividad y ya dentro del automóvil de la comitiva, el asesor escucha decir a Piñera: “Puta que jugó bien Carlitos”, hecho en que ambos estuvieron de acuerdo.

Sin querer creerlo, el asesor de nuevo escucha murmurar al empresario, que dice “si me hubiera concentrado más, y hubiera tenido más tiempo, le hubiera podido ganar”.

Su asesor puso cara de sorpresa y le reclamó: “¡No habrás pensado en ganarle!”. Piñera no comprendía porque su asesor decía lo que decía, ya que siempre pensó en ganarle al anciano, que a pesar de sus capacidades, le ganó solo porque jugaba mejor y no por una concesión de Piñera.

Enojado, el asesor le exclama “¡¿Cómo se te pudo ocurrir pensar en ganarle?!”, dando cuenta de la inclaudicable necesidad de Piñera de estar siempre ganando, sea cual sea la batalla, y sin distinguir las condiciones del rival.

Be the first to comment on "El día en que Sebastián Piñera quedó picado con un jubilado discapacitado tras perder en el ajedrez"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*